Conversas

Conversas es una colección de rostros, sin tapar, al aire, con todas sus bellezas y miserias a la vista, que adquieren toda su carga dramática a partir de la luz que los proyecta en la pared de forma tridimensional. En el momento que las luces se mueven el grupo establece entre sí un diálogo mudo, inquietante, que nos obliga a pensar en el ser humano, las interrelaciones personales y en las vicisitudes de la comunicación con el otro.

De la malla metálica moldeada, de tacto frío, surge una expresión, un gesto, una mirada… El espíritu al descubierto, descarnado, en unos casos nos observa, en otros, tuerce el gesto escondiendo su ser más íntimo, o está con la mirada perdida.

En todas las piezas hay una cierta uniformidad en la forma que nos incomoda y nos turba; los cuellos y rostros estilizados se alargan hasta el infinito. Y entre estos sentimientos encontrados aparece la luz, para evidenciar con más detalle y dejar aún más, si cabe, al descubierto ese ser interior.

La sombra proyectada en la pared permite ver cada gesto, cada arruga, la expresión de la comisura de los labios o de la mirada. Los volúmenes proyectados son tridimensionales, acentuando al máximo los detalles más ínfimos de los rostros, pómulos, párpados y gestos que nos cuentan cada uno una historia. La instalación cobra una fuerza brutal en el momento que las bombillas entran en movimiento, lo que provoca un movimiento de las sombras, creando una comunicación con acción, de todos con todos.

Es la necesidad del ser humano de estar con el otro y de ser escuchado. Como dice el autor: “al final, lo único que nos queda son las relaciones interpersonales”

_

SERIES: 100 piezas por cada tamaño

USOS: pared o mesa

TÉCNICA: malla negra de acero inoxidable

FUENTE DE LUZ: 230V-50Hz (LED) o 120V-60Hz

MEDIDAS: variables. Pared grande: 90x20cm, Pared pequeña: 75x20cm, Mesa: 40x25cm

Arturo Álvarez. 2013